empresaria planificación de una campaña de ventas

Planificación para un lanzamiento.

Cuando te propones hacer un lanzamiento

La planificación para un lanzamiento de un producto o servicio nuevo, requiere un montón de trabajo por delante que realizar. Tendrás que tener listos correos para tus clientes anunciando la idea, preparar publicaciones en RRSS para que llegue tu oferta a más clientes potenciales. Maquetar y diseñar los anuncios de la promoción, programar que los correos y publicaciones salgan cuando toque. Y un sinfín más de tareas que hay que añadir a las que ya tienes en tu negocio, cómo la atención a los clientes, la facturación, etc…

Para que un lanzamiento no te suponga una carga extra de agobio hay que planificarlo con mucha antelación. Poder dividir todas las tareas en partes más pequeñas te ayudará a verlo con otra perspectiva. Podrás ir tachando tareas de la lista haciendo una pequeña parte cada día. Pero ten en cuenta a la hora de desmenuzar las tareas que cuantas más subtareas tengas más tiempo necesitarás para el lanzamiento. Hazlo de forma que los objetivos de tiempo, tanto para el lanzamiento en sí como para la ejecución de las tareas, sean reales. No vale dividir una tarea en 5 partes para luego hacer las 5 en un mismo día porque si no no llegas a la fecha de lanzamiento que te has marcado. Al igual que tampoco vale, marcarte para hacer en un día toda una tarea entera, porque la sensación de agobio será la misma. Ponte un máximo de 3 subtareas para cada día.  

Con este tipo de planificación y marcando unos objetivos de tiempo reales, evitarás que el  montón de horas de trabajo que supone un lanzamiento acabes “cogiendolas de otras facetas de tu vida.  Y de paso dejarás de sentirte mal porque tienes la sensación de estar desatendiendo algo o a alguien. 

Qué puedes hacer para no tener que preocuparte

Si realmente quieres “olvidarte” de todo lo que te supone un incordio a la hora de hacer un lanzamiento, sólo tienes que tener las ideas y conceptos claros de lo que quieres hacer y cómo lo quieres hacer. Luego busca la ayuda de un asistente virtual para que haga por tí esas tareas que te suponen un mundo pero que son necesarias para sacar ese nuevo producto u oferta. Puedes delegar bien hacer toda la campaña entera, si realmente quieres olvidarte de ella. O bien las partes que te cuesten más o que no te guste hacer, desde el diseño de la página ventas, hasta la programación de las publicaciones y correos, pasando por el diseño de la cartelería etc. Como ves es posible delegar absolutamente todo lo que quieras. 

 Así que el agobio de pensar todo lo que tienes que hacer, no sea la excusa para no lanzar un nuevo producto o servicio que dé un empujón a tu negocio. Puedes hacer que tus jornadas de trabajo dejen de ser maratonianas y dejar de tener ese sentimiento de «algo se me escapa». Contacta con un asistente virtual y te ayudará. Es más contacta conmigo y estaré encantada de poder ayudarte con tu negocio. 

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat